26.4.06

37-El egoismo budista.

Hay otra característica del miembro de Gakkai, al que no calificaremos de bueno o malo, sino como lo decente o el imbecil José budista, como contraposición. Otra particularidad de los miembros José budista, decíamos, es el poco contacto con la realidad. Un José budista es un egoísta de raza. Como toda persona egoísta, piensa que todos son o deben ser como el, que a todos les pasa o les debe necesariamente pasar como a el, que todos deberían hacer lo que el hace, y así…
El José budista esta tan metido dentro de si que no ve que hay otro mundo afuera, esto puede hasta ser malo para el mismo, lo hace sentir encerrado en los momentos malos y deprimirse. Cuando interactúa con otras personas, su empatía con los problemas ajenos es altamente deficiente. Tiene tanta empatia como una piedra pómez. No ve la realidad tal cual es, el poco asidero a la realidad; le impiden ver el dolor en otro. Le nublan la misericordia. Su propia vida es solo la construcción mental y residual de lo que la realidad le filtra a través de la nebulosa que se autoconstruyó. Un José budista no es un buscador de la verdad, solo lo aparenta, ya que la verdad es algo que esta muy lejos de soportar. La mayoría de las personas creen buscar la verdad, pero la realidad demuestra que si supieran la verdad, no la soportarían. El tema del poco contacto con la realidad es algo que veremos en el próximo apartado.
El antibuda.

25.4.06

36-Comparación entre paises.

Dicen los que saben que todas las comparaciones son odiosas, si encima el punto a comparar es el país de cada quien, el nacionalismo más nulo se siente tocado y salta como leche hervida. ¿Cuando se ha visto este caso en otro aspecto de la realidad? No en muchos, por cierto, quizás en el fútbol. Que sentido tiene dentro de la organización? Ninguno, de mas esta decirlo. La iglesia católica, con todos sus muchos defectos, no tienen esta modalidad. Incluso el Islam, con sus particiones políticas, no actúan de esta manera. Comparar los países en donde se practica? Si son todos de la misma comunidad! La Soka Gakkai parece ser la excepción. Algunos muestran en esta actitud de comparar los países, que no son parte de una gran comunidad mundial como enseña sensei o intenta enseñar, sino de una institución formada por múltiples compartimientos estancos. Auto segregando a la organización, dividiéndola, creando discordia y rencor. Hay algo más antibudista? Algunos miembros ponen de ejemplo a tal o cual país, digamos Brasil. Y desmerecen Argentina o algún otro país del continente. Se llenan la boca con la BSGI y hablan como si ellos fueran parte. Ocurrirá en otro país lo mismo? O es estupidez exclusiva de los miembros de la SGIAR? Esto no solo es asqueroso, sino también absurdo. Cada país tiene sus características, problemas, idiosincrasias, pros y contras. Lo mas imbecil que puede haber mas allá de comparar es hacerlo entre los países de la SGI y ser miembro. Somos todos SGI, sea del país que sea, con esto solo logran deformar el verdadero sentido de unidad. BSGI, SGIAR, SGI USA; las diferentes denominaciones particulares exclusivistas son en si mismas separatistas. Bien de antibuda.
El antibuda.

35-Humano, demasiado humano.


Extraído del libro Choose Life de Daisaku Ikeda y Arnold Toynbee:“Cuando es posible obtener algo por no hacer nada, resulta tentador aprovechar la oportunidad. Al principio esto es agradable; pero termina por ser deprimente, pues la vida se hace insipida y carente de sentido cuando la iluminación de los incentivos priva de sentido a todo esfuerzo.”Creemos que esta es una de las premisas claves en la doctrina budista. El hacer cosas por uno, no esperar que el universo nos dé todo regalado. No como ocurre con otras doctrinas no budistas. Pero, sin embargo, a través de un justificacionismo conveniente, sucede. Usando el karma, el Gohonzon o alguna otra cuestión teórica, ocurre. No existe una razón para explicar como ocurre o porque. No obstante, este fenómeno se manifiesta La única aproximación que podemos hacer es que, esta es una característica intrínsecamente humana, posiblemente controlable, pero inevitable. Tan humano como errar, algo que llevamos dentro, con mas o menos iluminación. El problema está en ser, demasiado humano.
El antibuda.

34-Creerse infalibles.

Si hay un defecto humano que pueda resultar molesto es la soberbia. Según el cristianismo, es uno de los peores pecados, el mismo demonio es responsable de ser un precursor. Para el budismo esta cuestión se plantea en una forma distinta. No hay pecados capitales. Pero así como existen las catorces calumnias contra la ley, y hay seres humanos en la organización, hay defectos humanos como ese.
Dentro de la SGI se ve mucho el error en que incurren muchos, pecando de infalibles, para bien o para mal. Aunque sea como sea, tanto como por intento o consumación, siempre termina siendo nocivo. Algunos en un primer caso creen que por practicar y tener Gohonzon son ilimitados, infalibles, invencibles, etc. Esto contradice cualquier ley elemental de la lógica, nadie puede ganar todo el tiempo. Esto debe ser una utopía a alcanzar, el camino es más enriquecedor que la llegada misma al objetivo propuesto. Cuando la lógica realidad se impone, hay mucha gente que se frustra. O sino, algunos se niegan a ver la realidad y continúan obcecadamente con lo que ellos consideran la formula mágica. Cuando la gente solo queda en el intento de ser infalible, se frustra por no ser capaz o digno de ser como los “infalibles”. Unos mentirosos que la pintan de triunfadores, pero que se niegan a aceptar su verdadera condición en la vida. Esto es solo su pantalla para no verse a si mismo, ni demostrar que pueden equivocarse. Es decir, niegan hasta que son humanos. Mientras que no demuestran ser mejores personas, sobre todo humildes y budistas. Ya que no hay nada más budista que ver los errores propios y obrar en consecuencia. No es ser buen budista ganar siempre, ser infalible, eso es síntoma que no hay nada que mejorar. Mas valdría morirse y romper el ciclo del samsara. Pero como eso no ocurrirá pronto para nadie, dentro de lo más probable, es la gran mentira que no hay nada que mejorar. Nadie que este vivo en este momento en el universo o por nacer en lo mediato, esta libre de tener que mejorar. Justamente es para lo que venimos a este mundo, a pulir y mejorar lo que tenemos inscripto en nuestro karma.
Mientras que los que se consideran así, se autoexigen tanto que terminan actuando patológicamente, con stress o cosas peores, con culpa. Una parte de este tema ya lo hemos tratado, mientras que la parte de la culpa la veremos más adelante. Así como hay algunos que se exigen, es cabal pensar que exigen de los demás como se exigen ellos mismos. Es decir que, no solo se arruinan la vida y la salud, allá ellos, sino que contagian al resto incitando a ser tan enfermos amargados como ellos. De dos males, este último es menor ante la soberbia de algunos miembros, la pedantería surge del miedo. “De todas las bajas pasiones, el miedo es la mas maldita”, decía Shakespeare en la primera parte de Enrique VI, acto V, escena segunda. La infalibilidad no es humana, el buda no se consideraba infalible por haber alcanzado la iluminación, ni exigió por ello a los demás lo mismo. Y viendo algunos miembros de Gakkai, distando mucho de estar cerca de la iluminación o cualquier estado superior de la vida. La soberbia del “José budista” demuestra una vez más el antibudismo.
El antibuda.

12.4.06

33-La mente como enemigo.


Tal y como decía el buda Nichiren: “Uno debe ser amo de su mente y no su esclavo”. Palabras más, palabras menos.
Muchas veces ocurre a miembros que de tanto pensar, condicionan sus existencias. No dejan beneficio de la duda para que el universo pueda obrar. Quieren todo de una determinada manera, hacen planes demasiado estructurados. Y cuando los planes no salen exactamente como los habían planeado, surge allí la frustración. Esto de por si es un error, la determinación debe ir a un objetivo final bien determinado, pero el medio o camino para lograrlo deber dejarse librado a la sabiduría del universo o esperar improvisar en el trayecto. No es bueno condicionar la ley de causa y efecto, esta es incondicional. Y peor si uno se deja dominar por la mente limitada de mortal común. En la mente están los límites, las trabas, los traumas, los obstáculos. Este es solo un error en que cualquier budista puede incurrir, sin que esto sea condenable o antibudista.
Esto puede verse como la contraposición del anterior apartado, el de dejar la mente de lado para volver a ser un hombre de las cavernas. La mente es muy poderosa para el lado negativo si se la deja libre. Es bueno pensar que el cielo es el límite mientras tengas los pies en la tierra.
Convertirse en amo de su mente, es parte del camino de mejorar como persona, requiere años de entrenamiento. Y nunca se es experto del todo. Nadie puede decirse que es más experto que otro, ya que cada persona tiene sus particulares trabas u obstáculos. Lo que uno siente como insoslayable, puede que para otros sea una nimiedad, y viceversa. Es como si no pusiéramos a comparar los problemas, algo de lo que también pecan muchos miembros de Gakkai. No solo de darle manija a la maquina cerebral, también de creerse el ombligo del universo y que su experiencia es única e inimitable. Aquí se esconde un demonio vestido de lastimoso buda. Nadie puede poner en una escala de grados o medir el dolor de las personas. Hay problemas mas graves que otros, pero las sensaciones son altamente subjetivas. Y por más que uno sienta que alguien esta sufriendo más y se conduela con su trance, el dolor propio siempre será más fuerte. Esto no es egoísmo, es simple realismo. Lo único que puede hacer cada persona ante eso, es juntar coraje y ver que otros también sufren, siguiendo así adelante. En esto se basa la premisa de ayudar a los demás, para ayudarse uno mismo. Alentando a otros, uno puede alentarse a si mismo. Es preferible no mostrarse quejoso, no solo por que la queja borra beneficio, sino porque eso duele más a los que sufren. Cada uno siente el dolor propio como algo más fuerte que el de otros. Entonces, puede resultar muy molesto escuchar que alguien se queja de problemas en el trabajo cuando se esta pasando por el duelo de la muerte de un ser querido. Aunque los problemas no son comparables, nuestra fuero mas intimo siente eso. Esto es totalmente real y humano, no se es antibudista por ello.

El antibuda.

32-Dejar la mente de lado, ser de nuevo un neandertal.


Esto podría llamarse también, “una vuelta atrás en el pensamiento humano”.
Dentro de la organización se ha escuchado decir a algunos miembros que se debe dejar la mente de lado, en especial al invocar Daimoku. Pero, en algunos casos también se refieren a otros aspectos de la vida cotidiana. Este razonamiento, en parte al menos, lleva razón. Una mente hiperactiva tiene como contraindicación una excesiva elucubración de los hechos y circunstancias, que lindan con la psicosis.
Como todos los extremos son malos, sino es un caso extremo de sobrecarga cerebral, no es algo a considerar peligroso. Claro que, así como existe un extremo así, tenemos el otro o contrario. Y es aquí, donde ahondamos en la premisa del titulo, ya que no se explica un lado sin especificar el otro.
En el afán de no permitir que la mente domine por sobre las posibilidades de la vida, muchos miembros recaen en el argumento falaz de no prestarle atención a la mente racional. Este si es un gran crimen contra el sentido común, la ley universal y la misma evolución de la naturaleza. Si la evolución ha llevado al ser humano desde los primitivos homínidos, cuya única motivación era la mera supervivencia, hasta el ser cuasi racional como podría denominarse al homo sapiens actual; como pueden cre4er que es algo natural la negación de la mente? Acaso creen que la involución es algo que la naturaleza considera apropiado? Pueden existir estancamientos o retrospecciones en la historia, pero la naturaleza aborrece lo caduco. La teoría Nietzscheana del eterno retorno no se refiere a la involución, con lo cual ni el pensador mas extremo podría invocar tamaño argumento falaz. Este gente estúpidamente bien intencionada, es quizás partidaria de la no-razón. Para que habrá llegado la humanidad a la edad de la razón entonces? Si “deficientes mentales” como esos llegan a alegar cosas por el estilo! Acaso les gustaría volver a la edad de piedra? Volver a ser neandertales?
No descartemos que se pueda lograr este retorno al no-pensamiento, todo es posible. El universo no juzga esto como un retroceso, tan solo como una etapa de evolución decadente, pero tan solo como otra más. El universo jamás retrocede, nunca se ha visto que la luna de la vuelta y gire a la inversa. Así como algunos humanos retoman actitudes infantiles al envejecer en el ocaso de sus vidas, la humanidad puede actuar de igual manera en su conjunto, hacia el fin de una era. Tal y como el microcosmos se manifiesta en el macrocosmos. Esto es lo que mas se puede confundir con la teoría del eterno retorno. Pero aquí se demuestra que etapa del ser o el grupo estamos viendo, cuando en su “vejez” retrocede en actitudes primitivas, estamos observando la decadencia. Tanto si nos referimos a una persona, un grupo o tan siquiera una civilización. Y como hablamos de decadencia, no podemos permitir que algunos, queriendo o no, la fomenten abogando por la no-razón. Estos inocentes energúmenos están incentivando a la decadencia. Y esto es un crimen imperdonable para lo que es un ser de millones de años de evolución y diez mil años de civilización. Para que se ha esforzado el hombre durante tanto tiempo? Para que gentes como estas vengan a renegar de su mayor logro? La mente, con sus pro y sus contra, es el triunfo del humano por encima del animal que era primigeniamente. Es una conclusión clara a la cual se ha llegado por la teoría evolucionista. El ser humano gana mas en cerebro mientras el cuerpo se vuelve menos animal. Los budistas contradicen la naturaleza en su designio si reniegan del cerebro. Y no solamente eso, se ponen en contra del concepto de equilibrio. El equilibrio debe ser una confluencia equitativa entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Si hacen como estos budistas que niegan la mente, cometen un atentado al equilibrio de su persona. Así como las creencias que reniegan del cuerpo, están desbalanceando ese aspecto. Y si uno niega un aspecto, da predominancia a los otros. Con lo cual el desbalance se da por factor doble.
También podría considerarse un crimen atentar contra la razón para el hombre occidental? Cualquiera que conociera un poco de historia sabría el esfuerzo, la sangre y el sufrimiento que costo la instauración de la edad de la razón. Y algunos descartarían todo eso por sus “equívocos no-razonamientos”?
Algunos budistas en su retórica de no dejar que la propia mente los domine, hacen el aspecto contrario y tan deplorable de negar la mente, están atentando contra todo lo que es el ser humano actual. El ser racional, que tanto le costo evolucionarlo a la naturaleza. Esto ya no seria antibudista, quizás esto seria algo mucho peor, sería antihumano.

El antibuda.

11.4.06

31-Adjuntos y afines CO.

Ya hemos hablado anteriormente de las desvirtuaciones que hacen algunos miembros al budismo, en este apartado ahondaremos sobre el tema.
En “El snobismo del siglo XXI” se ve claramente como muchas personas parecen hacer uso de la “piedra filosofal” propiamente dicha. Filosofal ya que mezclan cualquier cosa con esta filosofía y piedra, viene a colación de que solo alguien con ese material en la cabeza es capaz de semejante crimen. La piedra filosofal original transformaba el plomo en oro, pero esta transforma cualquier cosa pensamiento pseudo profundo en anexo del budismo. La capacidad de metamorfosis que parece tener el budismo en manos de estas gentes, es asombrosa. Los miembros de SGI, en su inocente y estupida buena intención, siempre intentan imitar al presidente Ikeda. En este sentido, a muchos miembros les encanta citar grandes autores o pensadores, tal como hace sensei. El error, esta en adjuntar cualquier pensamiento a la doctrina especifica del budismo. Cosa que Ikeda sensei no hace. Mezcla Coehlo, Chopra, el Feng Shui, etc; con el budismo es algo que muchos miembros hacen, a veces sin mala intención. Adjuntar es fácil, ya que cualquier cosa más o menos profunda puede parecerse a la doctrina budista. Es de esta manera como en los siglos precedentes, el budismo sufrió tantas desvirtuaciones, tantas mixturas y tantas ramificaciones y/o rupturas. La proliferación de ignorantes adjuntos (o adjuntadores) es lo que ha dado alas a los que han creado escuelas heréticas y han generado cismas. Así, es como nacieron miles de sectas, a raíz de discípulos de Shakyamuni “alados”. Incluso ha sucedido así en el surgimiento de varias sectas Nichiren, la mayoría. Por no mencionar los mas famosos ejemplos de la iglesia católica. Esta también, en su afán por ser “Católicos”, que significa que abarca todo, apretaron poco. Ese es el gran error que cometen muchos budistas, universalizando el budismo.
Pero esto seria para otro apartado o quizás, en el caso del cristianismo para otro libro.
Ya que gustan de las “frasecitas” los miembros de Gakkai, que tomen en cuenta la siguiente: “Hombre es quien estudia las raíces de las cosa. Lo demás es rebaño.” El autor de este pensamiento tan acertado, es el poeta y patriota cubano, José Martí.
El libre “aleteo” del pensamiento es saludable, pero mejor que se dedique a estudiar como pensar antes de opinar. Tampoco es malo ser libre pensador dentro del budismo o dentro de la SGI, pero si quieren agregar o invocar, otras creencias, que se dediquen a otra cosa. Otra doctrina o creencia, pero otra cosa en si. Todos estos factores nos llevan a cuando estos “alados José budista” o “alados fariseos” se lanzan a planear, se convierte en un arma de doble filo para la SGI y desemboca en la errada noción que están capacitados para elaborar además de asimilar. Esto lleva a que cualquier hijo de vecino haga una reinterpretación a gusto y piaccere. Este crimen no solo puede ser cometido por un fariseo José budista, hasta el mejor intencionado puede incurrir en ese error. “El camino del infierno esta sembrado de buenas intenciones”, en tren de citar frases hechas o clichés. Ese hijo de vecino puede incurrir en el crimen “inocente” de condimentar la doctrina budista con adjuntos foráneos.
Según la mas ortodoxa corriente de la doctrina budista, sea o no de la escuela Fuji, esto es considerado peor que un crimen. La mezcla y desfiguración es una herejía, denominado como el mismo Nichiren lo definió, se le llama “enseñanzas heréticas”. El buda Nichiren había expresado su parecer respecto a esto y lo condenaba con firmeza, cada caso particular sobre cada doctrina desviada. El presidente Toda se las tuvo que ver con sectas que mezclaban cosas como el budismo, el cristianismo, etc.
El gran problema de raíz y en carácter etimológico, por cuestión de no ponerse ortodoxo. Si nos referimos al budismo como la doctrina con tales y cuales características, no podemos definir como budista a un elemento que fue agregado por cualquier energúmeno, la creencia dejaría de ser budismo para ser algo completamente diferente, fuera bueno o malo esto, ya seria distinto. Pero lo que fuera, ya no seria budista.

El antibuda.